248920633_2752309258400489_7687457842966981997_n.jpg

La meta de todo creyente en Cristo debe ser alcanzar una condición de vida espiritual de madurez y vigor (Efesios 4:13). La vida cristiana es un proceso de crecimiento continuo en el que diariamente se busca una renovación de la mente por medio del estudio correcto y la aplicación adecuada de los preceptos de Dios.

 

 

El discipulado de Firmes en la Fe tiene como objetivo exponer de manera ordenada y sencilla las principales enseñanzas bíblicas para la persona recién convertida que ha reconocido a Cristo como su Señor y Salvador. Acompañar a la persona en sus primeros pasos en la fe cristiana y guiarla hacia una relación diaria de comunión con Dios.

 

El discipulado está dividido en tres pasos

Paso 1:

Arrepentimiento.

Fe.

Pecado.

Perdón. 

Salvación.

Paso 2:

La palabra de Dios. 
Dios el Padre.
Jesús el Hijo. 
Seguridad.
Oración.. 

Paso 3.
 

Dando a Cristo el primer lugar.

Comunión. 

El Espíritu Santo. 

Una vida llena del Espíritu Santo. 

Bautismo.